mobile-mobile
Modificación lúdica de una prótesis de comunicación digital
descripción conceptos    demo    tecnología  registro   créditos     links    contacto

CONCEPTOS
Introducción

Los últimos quince años han descuadrado la visión de muchos intelectuales y teóricos. El contexto tecnológico en el que vivimos ha puesto en el centro del debate complejidades antes inexistentes. En un breve lapso de tiempo las discusiones en torno a los mass media y el control social (Big Brother) se transformaron en insuficientes frente a la aparición de Internet y los dispositivos móviles. Nos movemos en el geloso terreno de la posmodernidad y la sociedad de la información.

La dupla tecnología y mercado es responsable de una serie de cambios en nuestras vidas. Si miramos la historia a la luz de los medios de comunicación veremos cómo la cultura no ha terminado aún de adaptarse a una tecnología cuando ya ha aparecido otra, imponiéndonos desafíos de todo tipo. Es la lógica de un capitalismo avanzado en el que el consumo se ha posicionado como el mecanismo articulador de la integración social.

La evolución tecnológica y mediática del siglo XX, que vio el desarrollo de la imprenta, la radio, la televisión e Internet con una aceleración ascendente, llega a un punto de inflexión en la que la conectividad total se miniaturiza y masifica. Es el caso de los móviles, cuya paradoja consiste en que le dan un poder de comunicación mayor a las personas, pero al costo de cambiar el sentido del espacio público, que es el espacio donde se produce el encuentro social y la comunicación cara a cara. El móvil ha generado un nuevo paisaje de uso de medios, agregando a las demás prácticas mediáticas la imagen del personaje retraído en sí mismo, siempre pendiente de su mundo privado. Es decir, se suma a la complejidad de nuestras relaciones virtuales, la portabilidad.

Esta forma de estar “siempre disponibles” para nuestras redes sociales, en cualquier situación y en cualquier lugar, afecta nuestra comunicación nativa, que es aquella que se produce cara a cara y sin mediadores artificiales. Pensemos en las conocidas situaciones tales como el ringtone desconcertante, la llamada que interrumpe una plática, el pudor de quien no quiere escuchar la conversación del otro, o la enajenación de quien, consciente o inconscientemente, ventila su vida privada en el espacio público. Situaciones que podríamos resumirlas en ruido ambiental y que nos hablan del carácter doble-vinculante de esta tecnología. Es decir, se convierte en una prótesis necesaria para la integración social, por un lado, pero por otro, en un elemento que añade ruido en la relación entre las personas.

tabla contenidos